Ronaldo y Messi retoman el mando
Hoy
Vistas: 1 138 202

Cuando parece que las épocas se han terminado ellos reaparecen para demostrar, una vez más, que todavía es pronto para que los protagonistas del fútbol mundial sean otros. Cristiano Ronaldo y Messi siguen encantando al mundo, que sean un partido amistoso o de Nations League poco importa, los animales competidores ayer se mandaron mensajes a distancias, que dice: «mi trabajo aún no ha terminado». En el último periodo, a causa de las malas temporadas de los dos astros, los actores principales del fútbol habían cambiado. La victoria de la decimocuarta Champions del Real Madrid, la 'novela' de Mbappé que decidió quedarse en el Psg y el fichaje del Manchester City de Haaland, alejaron del foco deportivo a los dominadores mundiales de los últimos 15 años.

«Nunca infravalorar el corazón de un campeón» recitó en los '90 Rudy Tomjanovich, el entrenador de los Houston Rockets cuando ganó su primer título de la NBA. Las dos estrellas tomaron la frase como su mantra para estimularse a entre sí en una competición de goles en un día de selección. El argentino metió 5goles en la victoria por 5-0 contra Estonia. El prodigio del Psg, gracias al repoker, superó a Puskas en la clasificación de mejores marcadores en la historia de las selecciones. Con 86 tantos Messi se posicionó cuarto en este especial ranking que lidera su rival Cristiano Ronaldo a cuota 117. Ayer el portugués respondió al rugido del siete veces Balón de Oro con un doblete de orgullo contra Suiza, en la victoria por 4 a 0 de su equipo. Además le anularon un gol por fuera de juego y también le quitaron un penalti que se asignó antes de la revisión del VAR. Los dos quisieron subrayar que, a pesar de los problemas tenidos este año, siguen vivos y luchan en la élite del fútbol mundial.

Ronaldo pasó una de sus peores temporadas con el Manchester United, dónde no logró clasificarse para la Champions League, su competición por antonomasia. La llegada al sexto puesto y la salida en octavos de la copa europea escondieron sus estadísticas notables porque a pesar de todo el portugués anotó 33 goles en toda la temporada, entre club y selección, incluido el doblete de ayer. Por otro lado, Lionel Messi no respetó sus expectativas con su nuevo club: el Psg. Después de haber brillado por 17 años consecutivos en el Barcelona, la pulga entró a formar parte de un equipo estelar con su amigo Neymar y el fenómeno del momento, Kylian Mbappé. Las cosas no fueron como se esperaba, la temporada anterior terminó tarde a causa de la Copa América (ganada en la final con Brasil) y el consecuente fichaje con el club parisino le llevó a empezar la preparación atlética más tarde respecto a sus compañeros. Además al empezar del 2022 el argentino tuvo que enfrentarse con el Covid que le dejó secuelas en la recuperación. El futbolista declaró que «estuve un mes y medio casi sin correr porque me afectó fuerte en los pulmones». En 33 partidos disputados con los franceses solo marcó 11 goles, un botín lejos de los niveles a los cuales nos acostumbró durante todos estos años.

El Mundial será el último gran evento internacional para ambos, con el argentino favorito a llegar hasta el final, gracias a una selección de récord (lleva 33 partidos sin conocer la derrota) pero nada se puede dar por hecho, como cuando el portugués sorprendió a todos ganando la Eurocopa en 2016. Algo seguro existe, la grandeza de estos dos señores, que todos los amantes del fútbol extrañarán.

Fuente: www.abc.es

Más noticias

Véanse también: