Dormir bien podría añadir años a tu vida
Hoy
Vistas: 1 063 803

Dormir bien puede contribuir a mejorar la salud cardiaca y general, e incluso a alargar la vida, asegura un nuevo estudio presentado en la Sesión Científica Anual del Colegio Americano de Cardiología. El trabajo ha descubierto que los jóvenes con buenos hábitos de sueño tienen cada vez menos probabilidades de morir prematuramente. Además, los datos sugieren que alrededor del 8% de las muertes por cualquier causa podrían atribuirse a patrones de sueño deficientes.

«Vimos una clara relación dosis-respuesta, de modo que cuantos más factores beneficiosos tiene una persona en cuanto a una mayor calidad del sueño, menor es también la mortalidad por cualquier causa y la mortalidad cardiovascular», señala Frank Qian, del Centro Médico Beth Israel Deaconess (EE.UU.). «Estos resultados ponen de relieve que no basta con dormir las horas suficientes, también hay que tener un sueño reparador».

Qian y equipo incluyeron datos de 172,321 personas (edad promedio de 50 años y 54% mujeres) que participaron una encuesta es realizada cada año por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y el Centro Nacional de Estadísticas de Salud de EE.UU. para evaluar la salud de la población estadounidense e incluye preguntas sobre el sueño y los hábitos de sueño.

Los investigadores evaluaron cinco factores diferentes de la calidad del sueño utilizando una puntuación de sueño de bajo riesgo que crearon basándose en las respuestas recogidas como parte de la encuesta.

Los factores incluían: 1) duración ideal del sueño de siete a ocho horas por noche; 2) dificultad para conciliar el sueño no más de dos veces por semana; 3) dificultad para permanecer dormido no más de dos veces por semana; 4) no utilizar medicación para dormir; y 5) sentirse bien descansado tras despertarse al menos cinco días por semana.

A cada factor se le asignó cero o un punto, hasta un máximo de cinco puntos, que indicaba la máxima calidad del sueño.

«Las personas que tienen todos estos comportamientos de sueño ideales, presentan más probabilidades de vivir más tiempo -señala Qian-. Así que si podemos mejorar el sueño en general e identificar los trastornos del sueño podríamos prevenir parte de esta mortalidad prematura».

Estos resultados ponen de relieve que no basta con dormir las horas suficientes, también hay que tener un sueño reparador

Frank Qian, Centro Médico Beth Israel Deaconess

Entre los hombres y las mujeres que declararon tener las cinco medidas de calidad del sueño (una puntuación de cinco), la esperanza de vida era 4,7 años mayor para los hombres y 2,4 años mayor para las mujeres, en comparación con los que no tenían ninguno o sólo uno de los cinco elementos favorables del sueño de bajo riesgo.

«Es importante que los jóvenes comprendan que muchos comportamientos saludables son acumulativos a lo largo del tiempo. Igual que nos gusta decir que nunca es demasiado tarde para hacer ejercicio o dejar de fumar, nunca es demasiado pronto. Y deberíamos hablar del sueño y evaluarlo más a menudo».

Los investigadores reconocen que una limitación del estudio es que los hábitos de sueño fueron autoinformados y no medidos ni verificados objetivamente. Además, tampoco hubo información disponible sobre los tipos de somníferos o medicamentos utilizados o con qué frecuencia o durante cuánto tiempo los utilizaron los participantes.

Fuente: www.abc.es

Más noticias

Véanse también: