Julián Muñoz, a un paso de volver a prisión
Hoy
Vistas: 1 169 240

No hay descanso para Julián Muñoz. El que fuera alcalde de Marbella se encuentra inmerso en una nueva batalla judicial después de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional haya descubierto que pudo haber simulado una cesión gratuita de sus derechos de propiedad intelectual e industrial, así como los patrimoniales y de imagen que constaban en el contrato que firmó para conceder una entrevista en televisión. En la resolución notificada este jueves se explica que Muñoz pudo haber donado a una empresa intermediaria los 66.494,73 euros para evitar pagar la deuda de 46 millones de euros que tiene contraída, en concepto de responsabilidad civil, por todas las causas en las que ha sido juzgado.

ABC ha podido saber, en exclusiva, que además del procedimiento que ya está en marcha en el alto tribunal, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias estudia en estos momentos revocar el tercer grado que se le concedió por motivos de salud por incumplir uno de los requisitos estipulados en el artículo 72.5 de la ley orgánica general penitenciaria.

Fuentes consultadas explican que Muñoz habría hecho un mal uso del tercer grado con una conducta tendente a frustrar el pago de la responsabilidad civil. Este procedimiento es independiente al judicial y la notificación de su nueva situación podría ser inminente.

No es la primera vez que pierde el tercer grado. En 2016 se le concedió porque, según constaba en los informes médicos, el preso sufría una enfermedad grave e incurable. Sin embargo, la Audiencia de Málaga lo anuló tras considerar que su estado de salud no era terminal y que, además, podía blanquear ingentes cantidades de dinero que nunca se han recuperado. En este sentido cabe recordar que el ex edil también fue pillado bailando sevillanas, lo que motivó que regresara al centro de inserción en el que permaneció ocho meses. Su abogado dijo entonces que este hecho había provocado un empeoramiento en su dolencia y pidió que se depuraran responsabilidades. Lo explicado en los documentos poco o nada tuvo que ver con la última imagen que ofreció en la entrevista controvertida en la que volvió a atacar a su exnovia, Isabel Pantoja.

Fuente: www.abc.es

Más noticias

Véanse también: