Francia va a la huelga general: claves para comprender las protestas contra el proyecto de reforma de las pensiones de Macron
Hoy
Vistas: 833 779

Todos los sindicatos de Francia, unidos, excepcionalmente, han convocado para este jueves una huelga general que aspira a paralizar la Nación, acompañada de más de doscientas manifestaciones, en París y provincias, que esperan reunir de uno a dos millones de manifestantes pidiendo la retirada del proyecto gubernamental de reforma del sistema nacional de pensiones.

Se trata de la primera batalla de una guerra de los sindicatos contra Emmanuel Macron. La victoria o derrota del jefe del Estado será determinante para el futuro del mandato presidencial.

Según los últimos sondeos, publicados por 'Le Figaro', un 65 por ciento de los franceses consideran justificadas las protestas. Otro 53 por ciento se dicen opuestos a la reforma, que solo está apoyada por un 21 por ciento de los ciudadanos. Extrema izquierda, socialistas, comunistas y ecologistas, minoritarios en la Asamblea Nacional, esperan movilizar a esa opinión pública.

Desde hace veintiocho años, los sindicatos han conseguido que se retiren, total o parcialmente, sucesivos proyectos de reforma del sistema nacional de pensiones, en 1995, 2003, 2008, 2010 y 2017, provocando crisis políticas graves. Entre 2017 y 2020, sindicatos, chalecos amarillos y pandemia provocaron el abandono del primer gran proyecto reformista de Macron.

Tres años más tarde, los sindicatos denuncian y reclaman la retirada total del nuevo proyecto de reforma.

Élisabeth Borne, primera ministra del Gobierno de Macron, presentó el martes día 10 de este mes de enero el proyecto de reforma, ante la Asamblea Nacional, donde debe ser discutido durante las próximas semanas. Extrema derecha, extrema izquierda, socialistas, comunistas, están en contra del proyecto. 'Los Republicanos' (LR, derecha tradicional) pide algunas reformas para poder votar el proyecto gubernamental. Los sindicatos y la izquierda política lanzan hoy una primera batalla aspirando a provocar una crisis general del proyecto.

Diferencias entre países

Los puntos centrales de la reforma están muy alejados del los sistemas de pensiones en toda Europa. Los franceses trabajan menos años y se retiran con pensiones relativamente más altas. La nueva edad de jubilación, propuesta por Macron, entre 63 y 64 años, está muy alejada de la edad de jubilación en Alemania, el Reino Unido, Italia y España (entre 66 y 69 años). La pensión media, en España, es de 1.259 euros; en Francia es de 1.304 euros. El Estado francés gasta un 13,8 por ciento del PIB en pensiones. El Estado español gasta un 11,7 por ciento. Por el contrario, los españoles deben cotizar una media de 37 años y 9 meses para tener una pensión al 100 por ciento, mientras que los franceses tendrán que cotizar 43 años.

Fuente: www.abc.es

Más noticias

Véanse también: